La Inmensidad De Ti.

Desnudos sobre las sabanas, nada puede esconder nuestra intimidad, nuestro cuerpo o nuestra esencia. No hay luz que pueda apagarse, ventanas que cerrar ni sabanas que ponerte encima, la oscuridad de la noche no nos protege, estamos solos tu y yo a la luz del día que muestra todo lo que hay y todo lo que se es.

Conoces mis secretos, mis grandes fallas y aun así aquí estas a mi lado, decides compartir conmigo tu sonrisa, tu tiempo, tus emociones, tu piel y tu inocencia. Noto tu pudor, desvías tu mirada al sentirte expuesta y buscas desesperada alguna sabana del suelo para cubrirte un poco, esa sabana que violentamente termino a metros de distancia hace apenas unos minutos, cuando tu piel conoció mi piel, cuando nuestros cuerpos se hicieron uno y desaparecimos por unos segundos de este plano para construir nuestro propio universo y llenarlo de estrellas brillantes.

Te sorprende verme caminando desnudo por la habitación buscando un poco de agua, mientras tu te aferras a ese trozo de tela cubriendo tu cuerpo, te desconcierta mi falta de recato para mostrarte mi cuerpo con libertad, pero honestamente no tengo nada que ocultarte, ya me conoces, sabes quien soy y como soy, mostrarte sin reservas mi cuerpo ya para mi es lo de menos. Después de desnudarte mis miedos, mis anhelos y mi forma de amar, no hay nada más que pueda esconderte.

Yo solo quiero amarte, disfrutar de los pocos minutos que me quedan a tu lado, no sé si compartirás conmigo nuevamente momentos así, pero se que este en especial será inolvidable. El sentir tu piel por primera vez, el sentir tu aliento en mi cuello, tu calor junto al mío, tu humedad, la intensidad de tus labios, tus manos arañando mis hombros y espalda, sabiendo que me quieres a mi y solo a mi aquí para ti, es lo único que importa.

Te veo y comprendo tu pudor, aun después de compartir tanto, pero también noto tu sonrisa y tus ojos llenos de felicidad, tu rostro iluminado por la aventura, por el riesgo que lo vuelve todo mas intenso y memorable. Me doy cuenta por que te amo, por que prefiero estar aquí contigo que en cualquier otro lado, por que esto que tenemos y que empezamos a construir me da felicidad, me da vida, me da miedo y me da esperanza.

Me invitas con tu mirada a que regrese rápidamente a tu lado para abrazarnos bajo las sabanas y seguir sintiendo nuestro calor y nuestro aliento así, cerquita, besarnos apasionadamente como solo tu boca me provoca. Elevarnos nuevamente, desaparecer de este plano para regresar a ese universo propio que empezamos a construir y en cada encuentro llenarlo de mas estrellas que podamos contemplar el resto de nuestras vidas….

Julio Cesar


Puedes escuchar esta historia en nuestro podcast de Spotify

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up