Lo Imposible

Llegaste a mi vida en el momento justo, no podrías haber llegado antes y aunque para mi ya era un poco tarde no pude, no quise, dejar pasar la oportunidad de amarte. Era un caos, lo admito, me conociste en mis momentos mas confusos, mas absurdos e incluso mas demenciales y sin embargo a pesar de saber que lo nuestro sería un imposible quisimos probarlo, incluso sabiendo como terminaría, pero tal vez no calculamos como dolería.

Se que empezó todo como un juego divertido y arriesgado, pero fue creciendo la atracción, las ganas, el deseo, ese fuego intenso que provocas en mí que me hace querer saber de ti, querer tenerte cerca. Como no amarte, como no amar tus labios, tu boca, tus besos, como no enamorarme de quien provoca magia en mi caótica vida, no pude evitar desearte a cada instante.

Estoy convencido de que nuestros momentos juntos, los instantes que me regalaste, las mañanas, las tardes y noches que compartimos son inolvidables gracias a este amor que compartimos, porque le da un significado al frenesí de nuestros cuerpos, de nuestros besos, a la explosión que generábamos juntos que me daba esa chispa de vida, que me daba aliento y emoción. Tan solo el pensar en estar junto a ti me animaba a conducir horas y kilómetros por la noche para verte en la mañana, a adelantar el vuelo para llegar cuanto antes y poder besarte.

Aun sabiendo que era imposible nuestro amor, decidimos arriesgarnos a sentirlo a vivirlo, aunque fuera por un breve instante, grabarlo en la memoria, eternizarlo en los recuerdos y en mi caso romantizarlo, idealizarlo y añorarlo con vehemencia (esto es una prueba de ello). Entiendo que al final cause dolor e incluso odio, que tengas otra perspectiva de lo vivido juntos, no alcanzo a imaginarlo siquiera, lamento haberme ido así, supuse que era lo mejor, porque contrario a lo que crees de mí, no soy experto en nada, solo improviso a diario.

Hoy a lo lejos de lo nuestro solo me queda el recuerdo, soñando con un imposible, flotando en el vacío del universo, pero con una sonrisa clavada de haberte conocido, de haberte vivido, de haberte sentido, de haberte amado.

Julio Cesar


Puedes escuchar esta historia en nuestro Podcast de Spotify

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.